Las alegrías en medio de la pandemia



La pandemia es una experiencia global que nos ha permitido vivir situaciones que hace incluso algunos meses no hubiéramos sido capaces de imaginarlas. Un cóctel de contradicciones y sinsabores, alegrías mutiladas y para la mayoría con necesidades humanas básicas incompletas. Sin duda la pandemia también se convirtió en una enorme oportunidad para reinventarse, redefinir y reconstruir mucho de lo que hacemos, pensamos o lo que buscamos. Para CAPRODI esto último no ha sido la excepción. Operar un Centro de Rehabilitación Integral y velar por los derechos de las personas con discapacidad en medio de la pandemia no es tarea fácil.

CAPRODI con la tenacidad propia de quienes se rebelan a mantenerse en la quietud parsimoniosa de la insatisfacción el 11 de septiembre del 2017 abrió al público un centro de rehabilitación integral, (CRI). Con penas e ilusiones, con dudas y desaciertos, con silencios y temores, y con un capital prestado de 70000.00 Lempiras, aquel cubículo, ofrecía a la sociedad progreseña los servicios de fisioterapia, y con ello la disposición de un grupo de hombres y mujeres que desafiaban toda lógica.

Producto de la precariedad del sistema de salud la ciudad de El Progreso no contaba con una unidad de medicina funcional que cubriera ese tipo de necesidades, no obstante desde CAPRODI intentamos inicialmente impulsar un Centro de Rehabilitación Integral (CRI) que fuera estatal y que estuviera acuerpado por una institución pública, no fue posible. “la discapacidad no está en la agenda de nadie”.

En tres años el CRI de CAPRODI ha atendido a casi mil personas de 8 municipios, y de tres departamentos, concentrando su población en EL Progreso, Santa Rita, EL negrito y Morazán de Yoro. Choloma, La Lima, San Manuel en Cortes y Tela de Atlántida. Las discapacidades atendidas son diversas y los servicios se han multiplicado. 


 Medicina funcional/ fisioterapia.

 Logopedia/terapia de lenguaje.

 Medicina general.

 Psicología clínica.

 Psicología educativa.

 Procesos de meditación restaurativa.


Aquel cubículo de la esperanza que le dio vida a nuestro CRI no se parece en nada a las instalaciones actuales de CAPRODI, sin embargo es importante recordar los orígenes. Rescatar la memoria histórica nos permitirá mantener encendida la llama para invitar a otros y a otras trabajar con y por las personas con discapacidad.

Falta mucho por hacer, sin duda, el caminar entre la colectividad ha permitido avanzar, pero no es suficiente. La vasija no está llena, las metas aún no se cumplen y las necesidades de las personas con discapacidad siguen siendo muchas; sin embargo “lo bailado no lo quita nadie”.

Hoy 11 de septiembre saludamos al Centro de Rehabilitación Integral de Yoro (CRIYO), le abrazamos, celebramos su existencia y le recordamos que parte de su razón esencial es defender los derechos de las personas con discapacidad; Tres años sirviendo a la comunidad siendo una luz y esperanza para muchos y muchas, tres años de camino colectivo de andar humano y de retos constantes. Ahora una alegría en medio de la pandemia.


#yotambiénsoycaprodi

#porunmundoinclusivo

#porunasociedadincluyente

#porunaciudadsinbarreras

Las personas con discapacidad en el 2021

 Las personas con discapacidad en el 2021
Entre Eta, Iota y sanguijuelas

 Entre Eta, Iota y sanguijuelas
Promesas y mentiras

 Promesas y mentiras
Las alegrías en medio de la pandemia.

 Las alegrías en medio de la pandemia.
La depresión, el castigo moderno de Sísifo

 La depresión, el castigo moderno de Sísifo
La parentela miserable

 La parentela miserable
COVID-19 Y LOS DERECHOS DE LAS PERSONAS CON DISCAPACIDAD: DIRECTRICES

 COVID-19 Y LOS DERECHOS DE LAS PERSONAS CON DISCAPACIDAD: DIRECTRICES


✨Para que vivamos una sociedad más inclusiva, depende de todos y cada uno de nosotros reconocer el valor por igual de...

Publicado por Centro de Atención Progreseño a la Discapacidad caprodi en Viernes, 7 de mayo de 2021
 
 .