La depresión, el castigo moderno de Sísifo


Definición: La depresión es una enfermedad que se caracteriza por una profunda tristeza, decaimiento anímico, baja autoestima, perdida de interés por todo y disminución de las funciones psíquicas.



  • Quienes padecen depresión también sufren incomprensión familiar, el abandono de los amigos, la intolerancia de la sociedad y, lo más peligroso, la ausencia del Estado.
  • Según la Convención de Derechos de las Personas con Discapacidad, la depresión forma parte de las discapacidades psicosociales, una condición crónica, severa y hasta limitante.

 


Sísifo fue un personaje de la mitología griega que fundó el reino de Corinto. Era tan astuto que había conseguido engañar a los dioses por lo menos tres veces. Como castigo, fue condenado a perder la vista y a empujar perpetuamente un peñasco gigante montaña arriba hasta la cima, sólo para que volviese a caer rodando hasta el valle, desde donde debía recogerlo y empujarlo nuevamente hasta la cumbre. Así indefinidamente.

Aquel fue un duro final para un hombre que se vio obligado a cambiar la astucia y sagacidad por la ceguera y el trabajo físico improductivo.

Ahora Sísifo son tantos hombres y mujeres que, sin la esperanza que ofrece la aventura del futuro, caen constantemente en el precipicio de la depresión. Pese al impacto de la caída vuelven a levantarse junto con su lastre de sufrimiento, y a tientas intentan subir el escarpado camino y alcanzar la cima, solo para caer otra vez en los hondos y oscuros barrancos de la depresión.

La depresión es la enfermedad de los trastornos del ánimo, que se “caracteriza por una profunda tristeza, decaimiento anímico, baja autoestima, perdida de interés por todo y disminución de las funciones psíquicas”. Su duración puede estar determinada por algunas variables como la edad, predisposición genética, estrategias de resistencia, circunstancias “especiales”.

Según la Convención de Derechos de las Personas con Discapacidad, la depresión forma parte de las discapacidades psicosociales. Me refiero a las personas que tienen una condición que les predispone a un estado de ánimo depresivo y que, como el viejo Sísifo de la mitología, se ven en la obligación de cargar con ese peso no deseado, como un castigo olímpico que tampoco pueden quitarse de encima.

Se trata de una enfermedad que hunde una y otra vez en la soledad; y quien la padece se enfrenta a ella sin voluntad, preparación o herramientas, con sus miedos presentes, con su pasado tortuoso o el futuro incierto. La depresión es una condición crónica, severa y hasta limitante.

En mi práctica he descubierto que los Sísifos modernos sufren también la incomprensión familiar, el abandono de los amigos, la intolerancia de la sociedad y, lo más peligroso, la ausencia del Estado. Estos factores combinados forman una dosis toxica, o letal, que empuja hacia el suicidio, considerado por el escritor existencialista Alberth Camus como una salida digna ante lo absurdo de una vida sin sentido y hundida en el sufrimiento.

Con estas reflexiones no pretendo escribir un tratado académico sobre la depresión. Sólo quiero señalar el creciente número de personas que en nuestra sociedad la padecen, En especial quiero llamar la atención sobre el nulo hacer gubernamental para crear instancias que promuevan el bienestar y cuidado de la salud mental de la población.

También hago un llamado a la sociedad civil para que tomemos las medidas oportunas para atender esta otra emergencia sanitaria de la depresión. Es hora de dejar la indiferencia, la negligencia o la desidia a un lado. De lo contrario, en poco tiempo podremos vernos, o ver a los nuestros, cayendo desde la cumbre con una enorme piedra cuya inscripción diga depresión, y abajo en letras muy chicas un grito desesperado: ¡Ayúdenme!


Cristhian Joel Murillo


Las personas con discapacidad en el 2021

 Las personas con discapacidad en el 2021
Entre Eta, Iota y sanguijuelas

 Entre Eta, Iota y sanguijuelas
Promesas y mentiras

 Promesas y mentiras
Las alegrías en medio de la pandemia.

 Las alegrías en medio de la pandemia.
La depresión, el castigo moderno de Sísifo

 La depresión, el castigo moderno de Sísifo
La parentela miserable

 La parentela miserable
COVID-19 Y LOS DERECHOS DE LAS PERSONAS CON DISCAPACIDAD: DIRECTRICES

 COVID-19 Y LOS DERECHOS DE LAS PERSONAS CON DISCAPACIDAD: DIRECTRICES


✨Para que vivamos una sociedad más inclusiva, depende de todos y cada uno de nosotros reconocer el valor por igual de...

Publicado por Centro de Atención Progreseño a la Discapacidad caprodi en Viernes, 7 de mayo de 2021
 
 .